fbpx

¿QUÉ ES EL TONAL?

 

¿Qué es el Tonal?

El Tonal, para el sistema de los chamanes de Carlos Castaneda, es cómo nosotros nombramos el mundo y a la vez, cómo lo acomodamos. Esto tiene un efecto protector sobre nosotros, contra el caos del mundo: porque es lo que nos ayuda a interpretarlo. Es decir, partamos de una base compartida con muchas personas en el mundo, que es el lenguaje. 

El lenguaje es un sistema de interpretación consensuado históricamente, es decir, forjado según las  necesidades de nuestros antepasados.

Ejemplos de “Islas de Tonal”

Ustedes saben cómo en los grupos de amigos, surge cierto lenguaje y palabras cuyos significados sólo conocen quienes estuvieron en el momento en que nacieron esos términos.

Cada grupo de amigos genera un lenguaje propio, al igual que cada tribu cultural, luego cada segmento social, luego cada clase social, cada región de determinado país, cada país y finalmente cada dialecto y el lenguaje en sí. 

Las naciones son grandes “islas de tonal” es decir, grandes formas de acomodar, interpretar y acomodar el mundo.

También hay otra variante, no sólo está el lenguaje o la cultura en sí como sistema, sino también, nuestra historia personal, y muchas variantes psicológicas y biológicas que hacen a la persona.

-Podemos decir que el tonal es como la superficie de esta mesa. Una isla. Y en la isla tenemos todo. Esta isla es, de hecho, el mundo. 

“Hay un tonal que es personalmente para cada uno de nosotros, y hay otro que es colectivo para todos nosotros en cualquier momento dado, al cual llamamos el tonal de los tiempos.” Señaló las hileras de mesas en el restaurante. 

-¡Mira! Cada mesa tiene la misma configuración. Hay ciertos objetos presentes en todas. Sin embargo, son individualmente distintas entre sí: algunas mesas están más llenas que otras; tienen diferente comida, diferentes platos, diferente atmósfera, pero tenemos que admitir que todas las mesas en este restaurante son muy semejantes. Lo mismo pasa con el tonal. Podemos decir que el tonal de los tiempos es lo que nos hace semejantes, en la misma forma en que hace semejantes todas las mesas en este restaurante. No obstante, cada mesa por separado es un caso individual, lo mismo que el tono personal de cada uno de nosotros. Pero el factor importante que hay que tener en cuenta, es que todo cuanto conocemos de nosotros mismos y dé nuestro mundo está en la isla del tonal. ¿Ves lo que quiero decir? 

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

El Tonal y la palabra persona

Incluso la palabra “persona” significa “per” que es máscara en griego y “sona” que “suena.

Nuestra persona es nuestra semblante, lo que armamos de nosotros mismos con la interacción social.

A todo esto hay que sumarle un factor más: nuestra memoria es selectiva. Esto quiere decir que seleccionamos qué partes de nuestra historia queremos recordar, y con ello crear un sistema de creencias un marco mental, con el cual configuramos el mundo y el valor de los sujetos que están en ese (nuestro) mundo. 

Recapitulación

El chamanismo entiende que todo esto es modificable. Repasa su historia a través de un ejercicio llamado la Recapitulación, donde realiza movimientos para remover la memoria de los tejidos del cuerpo.

Luego repasar con su conciencia eventos de su vida dónde su conciencia se vió configurada o limitada, para decidir, con qué de ello quiere quedarse y con qué no.

Esto se orienta a reconfigurar así, esa porción de su historia, modificando cómo se ve a sí mismo y cómo ve a los demás en determinadas situaciones. Es decir, modifica cómo vemos el mundo.

Lo mismo podemos hacer si queremos comenzar una dieta para modificar nuestro microbioma, si vamos a hacer Constelaciones Familiares, o Biodescodificación, Astrología, Psicoanálisis o cualquier cosa que nos modifique el relato que tenemos sobre nosotrxs mismxs. 

Recapitular nuestra repetición de “cómo es el mundo”: nuestro diálogo interno

Trabajar en nuestras personas es trabajar sobre todo el buckup inconsciente, que sustenta nuestra “historia consciente”, es decir el fragmento de historia sobre el cual basamos nuestro diálogo interno personal constante y que recorta nuestras posibilidades.

El modo de facto en que funciona esto y se sustenta, a cada segundo y hora de nuestras vidas, es a través de nuestro diálogo interno, que es cómo nos hablamos a nosotros mismxs.

El chamanismo, trabaja éstas variantes según la afinidad del momento de su vida y de su espíritu (su sentido de dirección total personal).

Esta interacción nos revela en relación con nuestro medio y nos ayuda a esa operación de reflexión, que implica doblarse sobre uno mismo para crear una nueva “burbuja de posibilidad”.

Tonal como guardia o guardián

El Tonal es nuestro orden de mundo. Puede ser duro, lo que resulta inconveniente, ya que no tomaremos oportunidades en nuestra vida que nos enriquecerán o nos darían más poder o capacidad de descubrir nuevas cosas en este mundo infinito y desconocido.

Lo mejor es que esté limpio (sin deudas de dinero, ni emocionales, con pocos impuestos emocionales innecesarios: como creer que somos inútiles, feos o cualquier cosa que nos despotencie energéticamente, que nos canse). 

Un Tonal que nos ayude a ahorrar energía (en forma de nutrientes, ganas, ánimo, sueño. etc.). Que rescate lo mejor de nuestra historia personal, que nos configure flexiblemente para viajar en lo desconocido.

-El tonal es, y con derecho, un protector, un guardián: un guardián que la mayoría de las veces se transforma en guardia. 

(…)

 -El tonal es el organizador del mundo -prosiguió-. Quizá la mejor forma de describir su obra monumental, es decir que en sus hombros descansa la tarea de poner en orden el caos del mundo. No es un absurdo sostener, como lo hacen los brujos, que todo cuanto sabemos y hacemos como humanos, es obra del tonal. 

“En este momento, por ejemplo, lo que se ocupa de dar sentido a nuestra conversación es tu tonal; sin él sólo habría sonidos raros y muecas y no comprenderías nada de lo que te digo. 

“Yo diría, pues, que el tonal es un guardián que protege algo muy, pero muy valioso: nuestro mismo ser. Por lo tanto, una cualidad nata del tonal es la de ser astuto, y celoso con su obra. Y como lo que hace es efectivamente la parte más importante de nuestras vidas, no es del nada extraño que al fin y al cabo se convierta, en cada uno de nosotros, de guardián en guardia.” 

(…)

-Un guardián es magnánimo y comprensivo -explicó-. Un guardia, en cambio, es un vigilante intolerante y, por lo siempre, un déspota. Yo diría que en todos nosotros el tonal se ha hecho un guardia insoportable y déspota, cuando debería ser un guardián magnánimo.

Citas de Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

Esto implica el compromiso de ver, cuando nuestro tonal está haciendo un guardia déspota.

 Podemos detectarlo cuando alguien, o nosotros, no se enojamos, tratamos de mantener la razón en una conversación, de comprender y fijar ciertos parámetros de razonamiento.

También cuando nos negamos a tener experiencias nuevas.  

Seleccionamos qué percibir

Don Juan explicó que para que nuestra primera atención pueda enfocar al mundo que percibimos tiene que poner en relieve ciertas emanaciones. Las emanaciones seleccionadas provienen de la estrecha banda en la que se localiza la conciencia del hombre. Las emanaciones desechadas aún quedan al alcance de uno, pero permanecen latentes, desconocidas para el hombre por toda la vida. Los nuevos videntes llaman a las emanaciones puestas en relieve el lado derecho, la conciencia normal, el tonal, este mundo, lo conocido, la primera atención. El hombre común lo llama realidad, racionalidad, sentido común. 

Carlos Castaneda – El Fuego Interno

Así como en este sistema de los chamanes se entiende al universo como hechos de infinitas figuras luminosas conscientes, también está, la figura de las emanaciones del águila.

Así como los distintos seres vivos, ven diferentes espectros del campo de luz, los seres humanos, según el chamanismo, percibimos cierto grado de energía perceptible.

Luego seguimos seleccionando según nuestro nivel de socialización.

El Águila es la máxima visión del camino de los chamanes respecto al universo. Se llama así porque ésta parecía un águila erguida, no por el significado del animal en sí.

Primera explicación de qué es el tonal

-Voy a hablarte del tonal y del nagual -dijo, y me dirigió una mirada penetrante. 

Ésta era la primera vez que usaba esos dos términos en mi presencia. Yo tenía una vaga familiaridad con ellos, gracias a la literatura antropológica sobre las culturas de México central. Sabia que el “tonal” era, según la creencia, una especie de espíritu guardián, generalmente un animal, que el niño obtenía al nacer y con el cual tenía lazos íntimos por el resto de su vida. “Nagual” era el nombre dado al animal en que los brujos, supuestamente, podían transformarse, o al brujo que efectuaba tal transformación. 

-Éste es mi tonal -dijo don Juan, frotándose las manos en el pecho.

 -¿Su traje? 

-No. Mi persona. Se golpeó el pecho y los muslos y los flancos del costillar.

 -Mi tonal es todo esto. 

Explicó que cada ser humano tenía dos facetas, dos entidades distintas, dos contrapartes que entraban en funciones en el instante del nacimiento; una se llamaba “tonal” y la otra “nagual”.

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

El Tonal implica desde cómo nos vestimos, los objetos que componen nuestro hogar, hasta cómo manejamos internamente nuestras emociones, ideas e inspiraciones.

Esto divide al Tonal en dos partes: el tonal externo, es que mas “duro y áspero” y el tonal interno, que es más “sensible y delicado”.

Usar el Tonal social

“El tonal no es el animal que custodia a una persona. Yo más bien diría que es un guardián que puede representarse como animal. Pero eso no es lo importante.” 

Sonrió y me guiñó un ojo. 

Ahora estoy usando tus palabras dijo-. El tonal es la persona social.

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

Cuando le hablas a alguien, queriendo realmente que te entienda, puedes hablarle en sus palabras.

Utilizas su Tonal para que comprenda. Al igual que si  adaptas tus comentarios en una cena, o modificas tu comportamiento si entras a un lugar público: surfeamos entre nuestro Tonal y las islas de Tonales del mundo, todo el tiempo. 

Si bien, nuestro sentido común puede interpretar esto como “ser poco sinceros”, para este sistema, es simplemente una medida de “acecho”: una disciplina de los chamanes que consiste en el ahorro de energía, tanto en la vida personal como en la social.

Todo lo que podemos nombrar

-El tonal es completamente todo lo que somos -prosiguió-. ¡Nombra cualquier cosa! El tonal es todo eso para lo cual tenemos palabras. Y como el tonal está hecho de sus propios hechos, todas las cosas, por lo visto, tienen que caer bajo su dominio. (…)

 -El tonal es todo cuanto conocemos -dijo-. Yo creo que esto, por sí solo, es razón suficiente para que el tonal sea un asunto tan imponente.

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

Todo lo que nuestro cerebro pueda conceptualizar y retener, incluyendo en esta interpretación o conpcepto, nuestras emociones, es Tonal.

Es la definición que hacemos del mundo, incluyendo nuestras “interpretaciones base” que componen nuestra personalidad pero que no se encuentran en la superficie.

Esto componen nuestros “axiomas automáticos” o “verdades que no ponemos en duda” que fijan nuestra atención y por lo tanto, nuestro modo de “percibir el mundo”

El Tonal es todo cuanto salta a la vista

-El tonal es todo cuanto conocemos -repitió lentamente-. Y eso no sólo nos incluye a nosotros, como personas, sino a todo lo que hay en nuestro mundo. Puede decirse que el tonal es todo cuanto salta a la vista. 

“Lo empezamos a cuidar desde el momento de nacer. En el momento en que tomamos la primera bocanada de aire, también ese mismo aire es poder para el tonal. Así que, es muy apropiado decir que el tonal de un ser humano está ligado íntimamente a su nacimiento. 

“Debes recordar este punto. Es de gran importancia para entender todo esto. El tonal empieza en el nacimiento y acaba en la muerte.”

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

Pensemos que las circunstancias de nuestro nacimiento, la primera bocanada de aire respirado por los médicxs y enfermerxs en la habitación donde nacimos, marca el nacimiento de nuestro proceso de sociabilización.

El Tonal no crea nada, sólo acomoda y juzga

-Todavía no puedo entender, don Juan, lo que quiso usted decir con la frase de que el tonal es todo -dije tras una pausa momentánea,

 -El tonal es lo que construye el mundo. 

-¿Es el tonal el creador del mundo?

 Don Juan se rascó las sienes.

 -El tonal construye el mundo sólo en un sentido figurado. No puede crear ni cambiar nada, y sin embargo construye el mundo porque su función es juzgar, evaluar, y atestiguar. Digo que el tonal construye el mundo porque atestigua y evalúa al mundo de acuerdo con las reglas del tonal. En una manera extrañísima, el tonal es un creador que no crea nada. O sea que, el tonal inventa las reglas por medio de las cuales capta el mundo. Así que, en un sentido figurado, el tonal construye el mundo.

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

Podriamos decir que el Tonal es la concatenación y construcción que hacemos de capas de significados, desde el lenguaje en sí, hasta nuestra “isla particular” dentro de la cultura donde vivimos.

El “juicio” es decir la interpretación constante que hacemos de cada uno de los “hechos” que nos rodean, refuerza ese Tonal (y nos aleja de nuestra parte inexplicable, misteriosa y hasta “mágica”, que es el Nahual).

QUE ES EL NAHUAL

-Si el tonal es todo cuanto conocemos de nosotros mismos y de nuestro mundo, ¿qué es entonces el nagual? -El nagual es la parte de nosotros mismos con la cual nunca tratamos. -¿Cómo dijo usted? 

-El nagual es la parte de nosotros para la cual no hay descripción: ni palabras, ni nombres, ni sensaciones, ni conocimiento.

 -Ésa es una contradicción, don Juan. En mi opinión, si no puede sentirse ni describirse ni nombrarse, no puede existir.

 -Es una contradicción nada más en tu opinión. Ya te lo advertí: no te rompas la crisma tratando de entender esto. 

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

¿Qué sucede con todo lo que queda excluido de nuestra explicación? ¿El mundo nace cuando se lo nombra? Todo lo que está fuera del lenguaje, es Nahual, y por lo tanto, es inexplicable y pertenece a lo que denominamos “caos”.

Sin embargo para lograr la totalidad de nostres mismes debemos aprender a lidiar con él.

Nahual Innombrable

-¿Diría usted que el nagual es la mente? 

-No. La mente es un objeto encima de la mesa. La mente es parte del tonal. Digamos que la mente es la salsa picante. 

Tomó una botella de salsa y la puso frente a mí.

 -¿Es el nagual el alma? 

-No. El alma también está en la mesa. Digamos que el alma es el cenicero. 

-¿Es el nagual los pensamientos? -No. Los pensamientos también están en la mesa. Los pensamientos son como los cubiertos. Cogió un tenedor y lo puso junto a la salsa y el cenicero.

 -¿Es un estado de gracia? ¿El cielo? 

-Tampoco es eso. Eso, sea lo que fuera, también es parte del tonal. Es, digamos, la servilleta. 

Seguí proponiendo formas de describir aquello a lo que él aludía: intelecto puro, psique, energía, fuerza vital, inmortalidad, principio vital. Por cada cosa que yo nombraba, él hallaba en la mesa un objeto que servía de contraparte y lo ponía frente a mí, hasta que todo cuanto había en la mesa quedó apilado en un montón. 

Don Juan parecía disfrutar enormidades. Soltaba risitas y se frotaba las manos cada vez que yo nombraba otra posibilidad. 

-¿Es el nagual el Ser Supremo, el Omnipotente, Dios? -pregunté. 

-No. Dios también está en la mesa. Digamos que Dios es el mantel. Hizo, en broma, el gesto de jalar el mantel para amontonarlo con los otros objetos que había puesto frente a mí. 

-Pero, ¿dice usted que Dios no existe? 

-No. No dije eso. Sólo dije que el nagual no era

 Dios, porque Dios es un objeto de nuestro tonal personal y del tonal de los tiempos. El tonal es, como ya dije, todo lo que creemos que es parte del mundo, incluyendo a Dios, por supuesto. Dios no tiene otra importancia que la de ser parte del tonal de nuestro tiempo.

Viaje a Ixtlán – Carlos Castaneda

Dios es parte de cómo explicamos gran parte de nuestro mundo en la actualidad, aunque no seamos necesariamente religiosxs. Todo lo que podemos nombrar, es Tonal. El Nahual sólo se experimenta.

Deja un comentario