fbpx

TONAL Y NAHUAL: lado izquierdo y derecho


¿Te sentís fuera de control? o ¿estás con aburrimiento? o ¿buscas un poco de descontrol, y eso lo encontrás  llevándolo a un extremo que luego te da rescasa?  o ¿sientes que das demasiado y no saber recibir, o viceversa?

Bueno, estás lidiando en lo que los chamanes conciben que son los dos tipos de energía que nos componen como seres humanos: el lado derecho y el lado izquierdo.

Más allá de cualquier coincidencia con las concepciones políticas actuales, las energía que los chamanes dicen que nos conforman son dos: lado derecho y lado izquierdo.

Lado Derecho

El lado derecho se caracteriza por el orden y la administración, siente placer con las cuentas justas y perfectas, es la ley, las normas, las estructuras donde todo encaja y es perfecto en cuanto a cantidades. Es el valor del número. En exceso, produce aburrimiento, es la burocracia, son los edificios enormes dedicados a la predictibilidad.

Un perfecto ejemplo de esto, son los ejércitos, el exceso de la fuerza, el goce por cierto tipo de control a todo lo que da. Un ejemplo que se me viene a la cabeza, son los desfiles militares de Corea del Norte, como un ejemplo extremo del dictadura, incluso fuera del sistema mundial.

 

Lado Izquierdo

Nuestro lado izquierdo es la impredictibilidad, la sorpresa, lo misterioso, lo emocionante e inabarcable o medible. Para los antiguos videntes, lo veían como remolinos en movimiento.

Es lo nuevo, ese estado en que sentimos que perdemos el control, pero hay entrega. Por decirlo de algún modo, es lo que buscamos cuando estamos aburridos del mundo.

Cierto estallido, cierto grado de imprevisibilidad. Un ejemplo que se me ocurre de esto, es el pogo más grande del mundo, en el recital del Indio Solari y sus Redonditos de Ricota en Olavarría en el 2017, donde fueron alrededor de 300.000 personas. Se ve en el pogo la emoción excesiva, lo inabarcable e incontrolable de la situación, sin perder los límites propios (más allá de las muertes que causaron gran controversia en el recital, además de ubicarse en un contexto cultural dividido en Argentina).

Complementariedad y equilibrio energético

Ambos son perfectos complementarios: nuestro lado derecho da estructura, cierto grado de predictibilidad, la capacidad de planear y dar lugar a una agenda, es poner ciertos límites para hacer que las cosas pasen.

Nuestro lado izquierdo aporta la inspiración, las nuevas ideas, la creatividad y la emoción que luego son estructuradas y perpetradas en los límites del lado derecho. Por un lado la conservación del sistema, por otro lado lo que le da sentido al sistema y lo mantiene vivo.

Cuando sentimos que nuestras rutinas o vida pierden sentido, es el momento de relajar, perder un poco el control e inspirarse en la impredictibilidad, en la improvisación, en dejarse llevar, reduciendo las expectativas, los límites y las ideas de cómo deben ser las cosas. La abstracción y las ideas del mundo, corresponden al lado derecho. Nuestro lado izquierdo expande los límites de lo posible, conservando ciertos grados de estructuras, para poder así conservarse.

Son los momentos en que nos invitan a ir a una fiesta, o alguien nos corteja, o hablamos relajadamente con nuestras amistades, y en esa entrega, vemos por un momento nuestra vida un poco más en grande. Eso es salir del control que la vida normal y rutinaria exige, para navegar en un mar de posibilidades que están ahí para nosotros, pero que no controlamos.

 

Un guerrerx es un cazadorx. Todo lo calcula. Eso es control. Una vez terminados sus cálculos, actúa. Se deja ir. Eso es abandono. Unx guerrerx no es una hoja a merced del viento. Nadie puede empujarle; nadie puede obligarle a hacer cosas en contra de sí mismx o de lo que juzga correcto. Unx guerrerx está preparado para sobrevivir, y sobrevive del mejor modo posible. Carlos Castaneda – Viaje a Ixtlán.

La supervivencia es el grado de control mínimo que necesitamos para cuidar lo que hemos logrado en nuestra vida, con sentido de dirección. Es lo que nos cuida en el grado mínimo.

Hay una oportunidad previa de planear, de agendar, de ver y pensar todas las posibilidades antes de cierto panorama de acciones.

Pero unx guerrerx, como lo concibe este sistema, hace plan, sin apegarse a él. Es decir, una vez puesta en la acción, lo que queda es el abandono, la capacidad de fluir con las oportunidades y el conjunto de decisiones que nos llevaran a nuevos destinos.

Pero esto, conservando la unidad mínima que permite nuestra supervivencia: los límites que conservan al sí mismo, y lo que juzga correcto.

Tonal y Nahual

Estas dos energías tienen sus correlaciones con dos energías muy importantes que según el chamanismo nos conforman.

El Tonal, nuestro orden del mundo que logramos a través del sistema históricamente consensuado con el que entendemos el mundo socialmente, que es el lenguaje, y nuestra historia personal, que dan como resultado a nuestro diálogo interno. Equivale a nuestro lado derecho. 

Luego está el Nahual, que es todo lo que existe más allá e independiente del lenguaje: básicamente todo; piensen en lo siguiente, el universo no comenzó a existir cuando se lo nombró, sino que existe desde millones de años antes, como las plantas, árboles y todo lo existente. ES, una vez nombrado, pero existe más allá de ese nombramiento. Eso, lo innombrable, es el Nahual. Equivale a nuestro lado izquierdo.

El Nahual es lo desconocido, y toma decisiones en forma de oportunidades, que luego nosotros negociamos con nuestro tonal y con la idea que tenemos de nosotros mismos, que desarrollamos con nuestra historia personal. Es cuando sabemos que una oportunidad o algo que se nos ocurre hacer, es para nosotros, y no lo hacemos porque debemos pensarlo.

Un vidente o guerrero se encarga de limpiar su tonal, para mantenerlo lo suficientemente sensible como para asir las oportunidades, que “elongan” el conjunto de lo que creemos posible o no para nosotros. Ahorra energía a través del diseño de su vida, para asir las oportunidades que el Nahual les presenta.

 

Lo desconocido está siempre presente, pero queda fuera de las posibilidades de nuestra conciencia ordinaria. Lo desconocido es la parte sobrante del humano corriente. Y es sobrante porque las personas corrientes no disponen de suficiente energía libre para asirla. Carlos Castaneda – El Fuego Interno

Lo que nos limita a concebir otras ideas del mundo y poder acceder a ellas, es nuestro diálogo interno, que mantiene todo en su lugar a través del habla interno constante.

Cambiar nuestra idea del mundo es la clave del chamanismo. Y parar el diálogo interno es la única forma de lograrlo. Relatos de Poder – Carlos Castaneda.

Por eso, limpiar nuestro Tonal, para mantener nuestro orden de vida limpio y flexible, nos da la oportunidad de ser accesibles para asir poder, que se nos dispone desde lo desconocido.

La importancia del equilibro

Piensa en tu vida, en tus acciones, en tu forma de pensar: ¿qué prima? ¿descontrol, o un exceso de control? Si estás con aburrimiento, te falta un poco de imprevisibilidad, sorpresa, creatividad, inspiración, algo que te mueva el corazón. Si estás con demasiado descontrol, sin prioridades, derrochando energía, quizás te conviene tratar de ver todo el panorama para ordenarte un poco.

Físicamente, para los videntes, prima en nuestra sociedad, debido a la rutina, el lado derecho, a nuestro lado izquierdo. Si transformamos al ser humano en un huevo luminoso, y lo dividimos a la mitad justa, tendríamos un equilibrio. Pero lo real, es que nuestro lado derecho abarca nuestra cabeza y sobre encima nuestro lado izquierdo, produciéndose abulia y aburrimiento.

Podemos encontrar nuestras formas de equilibrarnos. También, éstos dos aspectos se refieren a nuestra capacidad de dar (lado derecho) y de recibir (lado izquiero). Dar algo con forma, ordenado, no dar de más, pero a la vez, saber disponer nuestra vulnerabilidad o espacio interno (lado izquierdo) nuestra creatividad, nuestra capacidad de gestar y abrirnos a lo nuevo, sin un exceso de agenda. Si damos de más, si somos siempre el que escucha y traga todo, el que recibe más de lo que dá, nos vemos en un desequilibrio. Si damos más de lo que recibimos, también estamos en desequilibrio.

Series de Pases Energéticos para equilibrarnos

Los Pases Energéticos intentan equilibrar nuestros dos lados, y limpiar nuestro Tonal, a través de recapitular nuestra historia personal, para acceder a obtener la energía que perdemos por los condicionamientos sociales.

Una de esas series, es la Llave de la Humildad, o de la Reciprocidad. La humildad para los guerreros, no es agachar la cabeza, y no tener cierta dignidad o presencia, sino que es dar y recibir con equilibrio. Haciéndose cargo de lo que podemos dar y de lo que podemos recibir. Haciendo, además, circular dicha energía.

Esta llave es a la vez, un NO-HACER, es decir, es una serie de movimiento que disrumpen el uso común y automatizado del cuerpo, para producir “baches” donde nuestros automatismos no sepan que hacer, y accedan así, a estados de conciencia, que están disponibles para nosotros, pero que no concebimos por la idea que tenemos de nosotros mismos.

Mírate al espejo, abre los brazo, y las piernas equidistantes, y mira los hombros. ¿Dás como recibes? En lo personal, estoy trabajando el dar al mundo, todo este conocimiento, y lo que amo hacer. Es un trabajo en el cuerpo y en el espíritu que se endereza con disciplina, y en ello estoy. Te invito a que te trabajes! y mejores de apoco tu postura.

Poder acceder a estas clases y a todos los cursos con una membresía a PLATAFORMA GUERRERA, te dejo info. 

 

Deja un comentario