PUNTO DE ENCAJE

El punto donde se encaja nuestra percepción

En este artículo vas a encontrar todo lo referido al concepto del sistema de lxs chamanes del México Antiguo que el indio yaqui Don Juan le transmite a Carlos Castaneda, y a quienes también conformaban grupo con él, que eran las brujas Taisha Abelar, Florinda Donner Grau y Carol Tigs.

Toda esta parte de la teoría de este sistema de conocimiento de los chamanes de antiguo México, que se presenta en los libros de Carlos Castaneda, tiene un precepto base, que lo consideran un hecho físico, es decir, completamente real e irreductible, o mejor dicho, que no se puede expresar en palabras, y que es el hecho de ver energía.

Ver energía con el cuerpo

Los chamanes de antiguo México, supuestamente llegaban a estados de conciencia donde podían ver energia, y la veían como una infinita cantidad de fibras luminosas en movimiento, fibras conscientes que se mueven en diferentes direcciones al mismo tiempo.

Nosotros, los seres humanos, al igual que todos los seres vivos, somos un manojo de dichas fibras. Somos una esfera luminosa compuesta por una porción de esa infinidad de fibras.

Nuestras fibras, se conectan con las del universo, a través de un punto a un brazo de distancia, aproximadamente, detrás del omóplato derecho, llamado “punto de encaje”.

A esto, en el sistema de los chamanes, lo llaman “percepción”, es decir, cuando esas fibras se iluminan conectándose con las fibras exteriores del universo, se crea la percepción.

Pero dicha percepción no se da en cualquier punto, sino a través de lo que aprendimos socialmente a percibir.

Movimiento histórico del punto de encaje

Los chamanes suponen que en épocas anteriores, ese punto se encontraba en otro lugar de la esfera luminosa. Ellos veían que a lxs niñxs se les mueve en varias direcciones, hacia dentro, hacia fuera de la esfera y hacia los costados.

Cuando dormimos, dicho punto también se mueve, al igual que cuando tenemos sed, fiebre, o cuando estamos enamoradxs o drogadxs. Permanentemente nuestro punto de encaje está en micro movimientos.

Y está en el arte del nuevo vidente el mover el punto de encaje a voluntad.

Cualquier persona que pueda cambiar su forma de “percibir el mundo” a voluntad, es lo que en este sistema se denomina un brujo.

Hay que tomar en cuenta que moverse hacia otro estado de conciencia significa a la vez, moverse de sistema cognitivo, es decir, el modo en que vemos y valoramos el mundo.

El principal movimiento para esto, es salir de la preocupación por sí mismx. 

Esto cambia y mueve el punto de encaje, y es hacer girar la Rueda del Tiempo a voluntad.

 

Otros modos de mover el Punto de Encaje

Hay varios modos de mover nuestra percepción, es decir nuestro punto de encaje

Los NO HACERES

Los NO HACERES son disrupciones físicas y respiratorias que podemos producir de diferentes formas pero que en general, rompen, targiversan y demuelen el modo en común en que percibimos las cosas, influyendo sobre todo en dos factores, nuestro sentido de materialidad y de temporalidad. 

En los libros de Castaneda, Don Juan menciona un NO HACER que le practicaron las brujas de su linaje para sacarle el deseo sexual que él tenía para con sus aprendices mujeres, y este consistía en colgarlo de arneses a árboles durante meses.

Castaneda menciona otro que realiza sobre el suelo, tapandose la cara y en la oscuridad entre la cara y el suelo. 

Otro que menciona, es el que realiza como ejercicio con una piedrita. Simplemente comienza a observarla hasta que rompe sus sentido de tamaño y comienza a verla como si fueses un espcio gigante, un paisaje, y luego como si la sombra, en vez de ser “sombra” fueses una goma que pega la piedra al suelo. 

Estos procedimientos si bien son bastante impredecibles, nos dan un mapa de algunos NO HACERES que podemos encontrar en nuestro día a día de manera intuitiva. 

Algunos son series de movimientos, que se encuentran dentro de los PASES ENERGÉTICOS. Por ejemplo, dentro de la Serie de Pases Energéticos LAS 7 COMPUERTAS DEL ENSUEÑO, está la serie de NO HACERES de los pies, que te lo dejo acá como regalo, y si quieres aprender más, te dejo abajo el botón para que ingreses al grupo privado de Pases Energéticos PLATAFORMA GUERRERA. 

Si querés ingresar a nuestro GRUPO DE PRÁCTICA PRIVADO DE PASES ENERGÉTICOS mirá este LINK

PASES ENERGÉTICOS

Estos son movimientos ensoñados por los videntes antiguos, que recuperan la energía que perdemos por condicionamientos sociales.

Son movimientos físicos y respiratorios. Ejecutarlos ayuda mucho a mover nuestro punto de encaje.

Te dejo acá algunes sencillos para que practiques.

PINCHES TIRANOS

Lxs Pinches tiranos son personas que nos cruzamos en nuestra vida, que nos fuerzan a explorar otros estados de conciencia que tenemos como potencial, pero que no exploramos.

Suelen ser personas que son tiránicas, es decir que nos impelen a situaciones excesivamente desagradables. Están los pinches tiranitos que son los que molestan con chistes de oficina, presionan o hacen bullyng, y los pinches tiranos, que hasta nos ponen en riesgo de muerte.

Esto aparece descrito en los libros, en las anecdotas de riesgo de muerte que atravesaba el Don Juan en su juventud, al trabajar en la hacienda. El Nahual que le enseñó a Don Juan, lo encontró herido de muerte en la calle, en la puerta de una hacienda.

Al recuperarse, supo que fue herido por un capataz, y luego de enseñarle la senda del guerrerx, el Nahual Julián, le hizo practicar el arte del acecho a Don Juan, con su capataz, y así volver a salvar su propia vida e inclusive producir la muerte de su capaz, atrapándolo en el corral de un caballo que lo liquidó de una patada.

Si bien son historias de principios de siglo XX en México, podemos utulizar la presión de nuestros pinches tiranos, y a la vez acecharles para producir situaciones donde queden encerradxs en sus lógicas, sin poder salir, y así liberarnos de ellxs.

Son maniobras complejas cuyos mapas pueden dilucidarse con meditación, práctica de Pases y leyendos las señales del espíritu.

Recapitulación

El gran arte que permite el movimiento del punto de encaje  es el arte de la recapitulaciónque es una respiración por la cuál respiramos, extrayendo o expulsando, energía de diferentes momentos de nuestra vida que queramos recapitular.

Al recapitular, sacamos las memorias impresas en las distintas fibras luminosas implicadas en el momento en que percibimos determinada experiencia, a través del punto de encaje.

Cabe destacar que durante toda nuestra vida hay fibras de nuestra esfera luminosa que no se conectan nunca a las fibras luminosas presentes en todo el resto del universo.

Estas fibras se imprimen de experiencias, y terminamos percibiendo según los condicionamientos, ya sean sociales o personales, que imprimieron esas fibras que entran en juego en la posición de punto de encaje que tengamos en determinado momento.

Por ejemplo, el momento en que sentí el aroma del perfume de mi maestra de jardín eso se imprimió en mi memoria física, pero además en la memoria de éstas supuestas fibras luminosas de la esfera luminosa que somos.

Al volver a sentir este aroma, años después, esa memoria guardada en las fibras luminosas, comienza a ser llamada, y se ilumina, moviendo nuestro punto de encaje al lugar donde estaba cuando íbamos a jardín, y haciéndonos recordar las experiencias implicadas en esa memoria.

Lo mismo pasa cuando estamos en un lugar, y nos disponemos a ir a otro lugar a hacer algo específico, pero cuando llegamos nos olvidamos, y no podemos recordar, entonces, volvemos a la habitación anterior, y el entorno nos recuerda, qué es lo que íbamos a buscar a la habitación contigua, ¿les paso alguna vez? lo que hacemos con esta maniobra es mover nuestro punto de encaje al punto anterior, para así recordar.

En la recapitulación movemos el punto de encaje a la posición de la memoria que vamos a recapitular, para así extraer y limpiar esas fibras de la energía que ya no queremos que condicione nuestra percepción, o bien guardar esa energía, porque nos produce felicidad o es una memoria que queremos guardar, para así diseñar un modo de percibir que integre esas partes de nuestra memoria que nos hacen bien.

Es una técnica compleja, que da fluidez a la percepción y nos enseña a mover nuestro punto de encaje sin problemas. Pero además, y lo más importante, nos brinda libertad perceptiva.

Les dejo una clase completa el respecto:

Deja un comentario