¿QUE ES EL TONAL? Nuestro orden del mundo



El Sistema de Conocimiento de los Chamanes de Antiguo México, en el cuál nos basamos para decir todo lo que decimos en INTENTO, proviene de los libros de Carlos Castaneda. En lo personal, leí estos libros, que son 11 en total, en el 2008-2009. Antes había leído mucho Osho, y antes de eso, practicado Tai Chi Chaun, entre los 11-14 años, en conjunto con otras disciplinas que también implican el manejo energético. Antes de eso, recuerdo que la primera vez que hice una práctica de este tipo, fue con una revista de medicina alternativa (me encantaban éstas revistas) donde un maestro de Chi Kung enseñaba una respiración con movimiento. Pero antes de eso, cuando yo era pequeño, mi madre me enseño un rezo, que se llama el “rezo de David”, que yo hacía todas las noches antes de dormir, para “protegerme” durante el sueño y que no me sucediera nada.

¿Por qué explico todo esto? Porque lo que quiero exponer, es como se sucedió el orden de mi Tonal. No hubiera hecho nada que no esté sucedido por otro evento que abre la posibilidad para eso nuevo que viene, que tiene que ver, pero que lo amplía y profundiza también. 

El Tonal, para el sistema de los chamanes de Carlos Castaneda, es cómo nosotros nombramos el mundo y a la vez, cómo lo acomodamos. Es decir, partimos de una base compartida con muchas personas en el mundo, que es el lenguaje. El lenguaje es un sistema de interpretación consensuado históricamente, es decir, forjado según las necesidades de nuestros antepasados.

Ustedes saben cómo en los grupos de amigos, surge cierto lenguaje y palabras cuyos significados sólo conocen quienes estuvieron en el momento en que nacieron esos términos. Cada grupo de amigos genera un lenguaje propio, al igual que cada tribu cultural, luego cada segmento social, luego cada clase social, cada región de determinado país, cada país y finalmente cada dialecto y el lenguaje en sí.

Pero sobre esta base, detectable y conocida, luego están todas las experiencias propias, de nuestra historia personal que es lo que hace que nosotros, cada uno de nosotros, le confiramos sentidos diferentes al mundo, según nuestra historia.

Pero además, también hay otra variante, no sólo está el lenguaje en sí como sistema, sino también, nuestra historia personal, y muchas variantes psicológicas y biológicas que hacen a la persona. Para quienes creen en la astrología (yo la ejerzo), las distintas partes de la galaxia (los signos del zodíaco) estarían enviandonos ondas gravitacionales (por decir algo que pueda sonar a algo cierto científicamente, aunque la astrología NO ES CIENTÍFICA) que combinadas a las fuerzas de los planetas, configurarán nuestra personalidad, pero también nuestras energías disponibles en cada momento de nuestras vidas.

Así también, según disciplinas recientes como las Constelaciones Familiares,  o la Biodecodificación, nosotros traemos y heredamos hasta 8 generaciones hacia atrás: las formas de ser, los malestares, los sueños, las ganas de hacer determinadas cosas, es decir configuraciones personales. Lo mencionado hasta ahora, no es científico, a nivel ciencia y universitario, pero mencionemos un término reciente de la genética, que es la epigenesis, el despertar o dormir de ciertos genes según la interacción de nuestro ADN con el medio, un ensayo que se realiza en un 97% de nuestro ADN, y que luego pasa el 3%, (que es donde está la información necesaria para el funcionamiento de nuestro cuerpo). Este diálogo, nos da la oportunidad personal a cada uno de nosotros de cierta experimentación en nuestro ADN, que nos hace únicos. Sumemosle por ejemplo los recientes descubrimientos entre la configuración de nuestra flora intestinal y el diálogo hormonal que tiene con nuestro sistema nervioso, y su afectación, tanto en en el ADN y por lo tanto en nuestra personalidad y en cómo nos manejamos en nuestra vida. Esto como para dar un pantallazo de todo lo que influye en nuestro temperamento y forma de ser y que no tenemos en cuenta en el día a día.

A todo esto hay que sumarle un factor más, nuestra memoria es selectiva: esto quiere decir que seleccionamos que partes de nuestra historia queremos recordar, y con ello crear un sistema de creencias un marco mental, un reparto de lo sensible con el cual configuramos el mundo y el valor de los sujetos que están en ese (nuestro) mundo.

Un chamán, entiende que todo ésto es modificable. Repasa su historia a través de un ejercicio llamado la Recapitulación, donde realiza movimientos para remover la memoria de los tejidos del cuerpo, y luego repasar con su conciencia eventos de su vida dónde está (su conciencia) se vió configurada o limitada, para decidir, con qué de ello quiere quedarse y con qué no, y reconfigurar así, esa porción de su historia, modificando cómo se ve a sí mismo y cómo ve a los demás o a determinadas situaciones.

Lo mismo podemos hacer si queremos comenzar una dieta para modificar nuestro microbioma, si vamos a hacer Constelaciones Familiares, o Biodescodificación, astrología, psicoanálisis, yoga o alguna terapia,  cualquier cosa que nos modifique. Trabajar en nuestras personas es trabajar sobre todo el buckup inconciente, que sustenta nuestra “historia conciente”, es decir el fragmento de historia sobre el cual basamos nuestro diálogo personal constante y que recorta nuestras posibilidades.

El modo de facto en que funciona esto y se sustenta, a cada segundo y hora de nuestras vidas, es a través de nuestro diálogo interno, que es cómo nos hablamos a nosotros mismos.

Un chamán o “nuevo vidente”, trabaja éstas variantes según la afinidad del momento de su vida y de su espíritu (su sentido de dirección total personal). Sea la disciplina que sea, este acomodamiento nos revela en relación con nuestro medio y nos ayuda a esa operación de reflexión, que implica doblarse sobre uno mismo para crear una nueva “burbuja de posibilidad”.

El Tonal es ésto, nuestro orden de mundo. Puede ser un Tonal duro, lo que resulta inconveniente, ya que no tomaremos oportunidades en nuestra vida que nos enriquecerán o nos darías más poder o capacidad de descubrir nuevas cosas en este mundo infinito y desconocido. Lo mejor es que esté limpio (sin deudas de dinero ni emocionales, con pocos impuestos emocionales innecesarios, como creer que somos inútiles, feos o cualquier cosa que nos despotencie energéticamente, que nos canse). Un Tonal que nos ayude a ahorrar energía (en forma de nutrientes, ganas, ánimo, sueño. etc). Que rescate lo mejor de nuestra historia personal, que nos configure flexiblemente para viajar en lo desconocido.

El Tonal en definitiva es cómo ordenamos, a través de las palabras y conceptos, todo nuestro mundo. Y esto va desde la relación con nuestros padres, amigos, relaciones, cómo nos distribuimos en el tiempo o emocionalmente, y también todo lo práctico, como cuentas, deudas, pagos, cómo nos hablamos a nosotros mismos, el diálogo con amigos, nuestras redes sociales, todo. Todo lo nombraba es el TONAL.

Lo que no se puede nombrar es el NAHUAL.

Esto es todo lo desconocido de nosotros y del universo, que está latente, y que se nos manifiesta en forma de inspiración, sensaciones, creatividad, momentos que son quiebres en nuestra vida, etc.

Lo ideal es limpiar nuestro Tonal, para poder usarlos e plataforma de despegue y aterrizaje de nuestro Nahual.

Ni desidentificarnos completamente de nosotros mismos, ya que en ese caso el Nahual, lo desconocido, podría hasta matarnos, ni tampoco endurecer nuestra identificación a nosotros mismos hasta un punto donde no podamos prestarnos a situaciones que nos presenta nuestro Nahual, y que son oportunidades para “ganar poder”.

Poder personal que en forma de experiencias de vida nos otorga cierta flexibilidad de conciencia que nos permite asir oportunidades y sistematizar nuestra energía en variadas direcciones.

Ya veremos estos temas en otros posts este mes.

EJERCICIO:

Lo importante es detectar: ¿cómo está compuesto mi tonal?

Un buen ejercicio que suelo hacer para ordenarme es dibujar en un papel toda mi vida.

En el medio pongo YO, como si fuera la cámara desde donde veo todo. Luego voy colocando alrededor: familia, proyectos, música, amigos, relaciones amorosas, salud, entrenamiento, etc, todo lo que se me va ocurriendo. Varío en los tamaños, en los colores, en los dibujos que hago. Esto es un buen ejercicio para saber de que está hecho nuestro tonal.

Déjame comentado por algún lado, Instagram, face, lo que sea, como sea, algo sobre esto. Recién empiezo y cada palabra de arengue me sirve para seguir. A mi tonal le sirve! para aprobarse y seguir, además, me interesa saber si te sirvió el ejercicio o no.

Saludos, y estate atente porque paralelo al post voy a explicar cómo esto se relaciona al momento que estamos viviendo ahora astronómicamente, más Pases Energéticos para trabajar nuestro Tonal.

 

Deja un comentario